Ronda de Outeiro nº236, 2º I. La Coruña - Tel. 981 26 04 66

Estética dental

Carillas dentales:

Son unas láminas que se colocan sobre los dientes para cubrir las imperfecciones de los mismos, tales como manchas, fracturas, pequeñas rotaciones, etc. De esta forma, el paciente lucirá una sonrisa mucho más estética.

Para realizar el tratamiento de odontología estética, el paciente no debe presentar ningún tipo de problema bucal, debe tener una buena higiene bucal, estar libre de caries y de cualquier tipo de complicación que impida la colocación de las carillas dentales.

Los materiales que se utilizan suelen ser composites o porcelana, el odontólogo determinará el material indicado según el caso. 

Carillas de composite: Son aquellas elaboradas directamente sobre el diente dándole los detalles anatómicos pertinentes a la pieza dentaria y utilizando un composite con el color adecuado. Suelen ser un poco más frágiles que las de porcelana y deben tener un mantenimiento periódico, para corregir cualquier tipo de defecto.

Carillas de porcelana: Este tipo de carillas tienen un coste más elevado pero suelen ser mucho más resistentes. El odontólogo debe hacer una preparación mínima de la pieza y tomar unas impresiones y unos registros de mordida que serán enviados al laboratorio. Una vez elaborada la carilla por el protésico dental  será cementada en clínica realizando los ajustes necesarios. La pigmentación de este material es menor y suele ser más duradero.

Reservar una cita

Puede llamarnos al teléfono 981 26 04 66, o si lo prefiere puede rellenar el formulario que se encuentra más abajo y nos pondremos en contacto usted lo antes posible.

Introduce tu nombre por favor.
Introduce un teléfono válido por favor.
Escribe un mensaje por favor.

Blanqueamiento dental:

blanqueamiento-dentalUn blanqueamiento dental puede modificar el color de los dientes, haciéndolos más claros. Antes de iniciar el tratamiento de estética dental se debe hacer un diagnóstico inicial para comprobar que el paciente cumple los requisitos previos de salud y para determinar la técnica a utilizar: tratamiento en la consulta o domiciliario, en casa, autoaplicándose blanqueadores, pero siempre bajo el control estricto por parte del dentista.

El profesional controlará que todo funcione correctamente, que no hay peligro ni para las encías, ni para los tejidos blandos, ni para los dientes. En las citas de revisión se corrobora que todo se hace adecuadamente, que no se está utilizando demasiado producto y que monitoriza el tratamiento de forma directa.

Normalmente, no es doloroso. Es posible que en algún paciente con sensibilidad extrema pueda sentir dolor, pero se produce como la sensibilidad a un helado o a una bebida muy fría. Sabiéndolo, se puede pre-tratar para que no suceda o controlarlo para evitar que vaya a más o que llegue a ser molesto. Habitualmente es momentáneo y se soluciona de forma espontánea, una vez finalizado el tratamiento.

Uno de los principales factores que hace oscurecer el color de los dientes es el paso del tiempo. Si se blanquea un diente, con el tiempo volverá a oscurecerse un poco.

Para que ese grado de blanqueamiento perdure en el tiempo se deberán tomar medidas de mantenimiento, incluso, con el tiempo, algún retratamiento.

Hay alimentos y bebidas que influyen en el color de los dientes antes, durante y después del blanqueamiento pero realmente lo que más influye son tomar medidas higiénicas inadecuadas. Debemos evitar bebidas que manchen y si no es posible, realizar un buen cepillado tras la ingesta, así como controlar las dietas con alimentos con mucho colorante.

También debemos evitar el tabaco, ya que el blanqueamiento puede ser mucho menos eficaz. En las personas que fuman o mascan tabaco, combinado con una mala higiene bucal, es más fácil que el diente se oscurezca.

CLÍNICA DENTAL