Ronda de Outeiro nº236, 2º I. La Coruña - Tel. 981 26 04 66

Implantes dentales

Los implantes dentales son una opción para reemplazar la pérdida de piezas dentales. Se colocan en los maxilares para sustituir artificialmente las raíces de los dientes.

Mediante un procedimiento quirúrgico, el implante se sitúa debajo de la encía y se fusiona con el hueso, lo que le da estabilidad. Una vez fusionado, sobre él se coloca una corona.

Durante la fase quirúrgica, el implantólogo deberá determinar la posición, el tamaño y la inclinación del implante, así como la cantidad y calidad del hueso disponible. Una vez colocado hay que esperar un periodo de 4 meses para el maxilar superior y 3 meses para el maxilar inferior, hasta que se realice la osteointegración. Esto consiste en un proceso biológico en el que el hueso se fusiona con el implante de titanio.

Una vez pasada la etapa de la osteointegración, se procede a la toma de unos moldes para la fabricación de la prótesis definitiva, y una vez realizada se procede a su colocación en la boca.

Reservar una cita

Puede llamarnos al teléfono 981 26 04 66, o si lo prefiere puede rellenar el formulario que se encuentra más abajo y nos pondremos en contacto usted lo antes posible.

Introduce tu nombre por favor.
Introduce un teléfono válido por favor.
Escribe un mensaje por favor.

implante-dentalLo primero que se hace es tomar unas impresiones de la boca del paciente, después se necesitarán de 1 a 4 visitas, durante las cuales se evaluará el ajuste, la función y la estética de la prótesis dental.

La mucosa que se forma alrededor de los implantes dentales comparte similitudes con la encía de alrededor de los dientes. Aun así, la mucosa periimplantaria es más sensible al acúmulo de placa bacteriana y puede provocar una respuesta inflamatoria. Ésta se caracteriza por edema, enrojecimiento y sangrado sin la pérdida del hueso que rodea al implante. Esta reacción inflamatoria, si no se trata correctamente, puede evolucionar hacia una periimplantitis.

Ésta también es una lesión inflamatoria de la mucosa que rodea un implante a la que además se asocia la pérdida del hueso de soporte. Las lesiones provocadas por periimplantitis, si avanzan, pueden llegar a causar la pérdida del implante. La aparición de inflamaciones, sangrado, movilidad del implante, supuración, son signos asociados a la periimplantitis.

El éxito de un implante dental y la prevención de una patología periimplantaria está directamente relacionado con la ausencia de complicaciones en la fase operatoria y de mantenimiento, pero, sobre todo, con la higiene bucal diaria llevada a cabo por el paciente, ya que los implantes son más sensibles al acúmulo de biofilm oral.

Por eso, es importante procurar que los tejidos periimplantarios estén sanos. La revisión periódica del estado del implante por parte del especialista será un requisito necesario para asegurar la buena adaptación de la pieza en la cavidad bucal del paciente.

El paciente debe realizar una higiene bucal aún más exigente y rigurosa que alguien que no se haya sometido a este tipo de operación. Es importante utilizar cepillos específicos. Éstos ayudan a prevenir la mucositis periimplantaria y la periimplantitis, porque están diseñados para desorganizar mecánicamente el biofilm oral de alrededor de los implantes con una máxima precisión y permiten penetrar en el cuello del implante-corona.

Conviene complementar el cepillado dental con irrigadores bucales y colutorios, que ayudan a arrastrar los restos alimenticios acumulados debajo de los implantes dentales. También es necesario utilizar, sedas, cintas o cepillos interproximales para eliminar el biofilm oral de los espacios interproximales. Además, para una mayor seguridad, se ha de intentar realizar una limpieza profesional dos veces al año.

CLÍNICA DENTAL